lunes, 14 de mayo de 2018

El Tsunami de Tafjord


El penúltimo día de nuestro viaje con el armador por Noruega, echamos el ancla en el precioso fiordo de Tafjord, al norte de Geiranger. Atamos un cabo desde nuestra popa a una roca a tierra y el armador pudo disfrutar de la cena a pocos metros de una catarata y con unas vistas espectaculares. Para este tipo de cosas uno se compra un mega yate.

En dicha operación un marinero se cayó al agua a cámara lenta como Arnold Schwarzenegger en la lava del final de Terminator 2. Cuando comprobamos que no se iba a morir de hipotermia nos reímos un buen rato.

Resulta que en ese mismo fiordo, en 1934, ocurrió una de las mayores tragedias naturales de la historia reciente de Noruega. El 7 de abril se oyó un gran Cra-cra-cra y unos dos mil metros cúbicos de roca se desprendieron de la ladera de una montaña y fueron a caer 700 metros más abajo. ¿Sabéis cuando tiráis una roca grande al agua y hace “tunch”? Pues este fue un tunch de proporciones bíblicas.

Os datos varían según las fuentes, pero la ola alcanzó entre 60 y 80 metros de altura y mató entre 40 y 50 personas de hasta tres pueblos distintos. No mató a más, porque allí no vivía más gente.

Hace un par de años se hizo en Noruega una película basada en dicho desastre y en si sería posible que se repitiese, “La última Ola”, que fue un exitazo de taquilla en dicho país.

Con catástrofes o sin ellas, es uno de los sitios más bonitos en los que he estado nunca.